Centro de Educación Especial
 
 
Un Enfoque Alternativo en el Sector Educativo

Desde hace mas de 40 años el Centro de Educación Especial (CES, por sus siglas en francés) es una organización Haitiana sin fin de lucros que trabaja con niños, que viven con alguna deficiencia intelectual, a la par con sus familiarizares y sus comunidades. Fundada en enero 1976 por la Asociación Haitiana para la Rehabilitación de Personas con Discapacidades, CES se convirtió en organización autónoma en 1986 y logro ser reconocida por el estado Haitiano como entidad de utilidad pública en 1995. Hasta ahora, CES es la única organización nacional que aborda la problemática sobre la deficiencia intelectual y la única que enfoca su estrategia a partir de las necesidades de miles de desfavorecidos entre los cuales se encuentran más del sesenta por ciento de los niños haitianos.

En su práctica diaria, CES trabaja en la prevención, detección y  estimulación temprana al igual que la rehabilitación del infante con deficiencia intelectual para lograr su integración dentro de su ambiente, su familia y su comunidad. Para lograr su mandato, CES ha expandido su presencia a lo largo de los diez departamentos del país,  además de su oficina central en Puerto Príncipe, CES cuenta con tres oficinas regionales en la Artibonite y a lo largo del norte y el sur del país. De misma manera CES ha desarrollado una extensa red de contrapartes que ha sido creada con instituciones educativas, organismos de desarrollo y miembros de comunidades a lo largo del país sobre todo en los departamentos de Grande Anse, les Nippes, del Noroeste, Norestes y en la Meseta Central.

 
Misión

Asegurar la integración de personas con discapacidades y  necesidades especiales  particularmente aquellas que viven con una deficiencia intelectual.

Contexto

El campo de rehabilitación y de educación especial constituye un sector donde el costo de servicios es generalmente muy alto, sobre todo cuando estos servicios se ofrecen a una población incapaz de contribuir financieramente para obtener los cuidados que  necesitan. Esta problemática socioeconómica encierra a la persona discapacitada en un círculo vicioso, debido a la falta de servicios de rehabilitación, la mayoría de estas personas con discapacidades físicas y mentales están condenadas a vivir una vida improductiva que a su vez aumenta la pobreza de sus familias. Esta pobreza a su vez es de las causas más comunes de aquellos que sufren de discapacidades en un país en vías de desarrollo como Haití. Las poblaciones marginadas y de bajos recursos que no tienen acceso a cuidados primarios, a salubridad y a un régimen alimenticio adecuado son a menudo el objeto de enfermedades infecciosas causadas por su discapacidad. Dentro de este grupo marginado los más vulnerables son los niños y las mujeres. 

 
 
Objetivos y Metas

El objetivo general es de contribuir a la integración social de las personas que necesitan atenciones especiales, particularmente a los niños que sufren de  discapacidades mentales originarios de lugares marginados con alto índice de pobreza.

Específicamente CES tiene como objetivo lo siguiente: 

 

             Garantizar anualmente el cuidado psicológico, medico y social de forma especializada para alrededor de mil niños con alguna anomalía en su desarrollo.

 

 

                Proporcionar, de manera anual, las condiciones de aprendizaje adecuadas y adaptadas para cerca de 250 niños con retraso al nivel de educación primaria.

 

 

 

 

 

 

-Contribuir al desarrollo harmonioso de 15,000 niños al año de 0 a 6 años de edad.

 

 

 

 

-Proveer capacitación profesional a 80 jóvenes adultos con deficiencia intelectual con fin de lograr su integración social a través del mercado laboral.

 

-Orientar de manera directa e indirecta a cerca de 17,000 padres de familia al año sobre la educación y atención necesaria de sus hijos.

Población Beneficiada

Los niños de entornos desfavorecidos que viven a lo largo de los 10 departamentos del país son los beneficiarios directos de nuestros servicios al igual que sus padres y familia como beneficiarios indirectos.

Ubicación

Nuestras oficinas centrales se encuentran en Puerto Príncipe y contamos con oficinas regionales en Gonaives, Cabo Haitiano y Cayes.

Actividades

El centro lleva a cabo sus actividades a través de los siguientes programas:

-Clínica de detección de anormalidades del desarrollo, orientación y apoyo. Capacitación sobre educación especial  facilitada por un equipo multidisciplinario.

-Escuelas para niños con discapacidades mentales de 6 a 18 años de edad, con apoyo en grupo y programación individual. Integración e inclusión de niños con necesidades especiales en el sistema escolar  al igual que entrenamiento y formación a profesores en las escuelas.

-Talleres para adultos con deficiencias intelectuales empleando un modelo de formación creado para lograr su integración al mercado laboral.

-Programa Timoun Byen Vini o “Niños Bienvenidos” creado para formar el desarrollo harmonioso para niños con edades de 0 a 6 años que viven en zonas desfavorecidas de Haití y que permite la detección precoz de cualquier anormalidad en el desarrollo de los niños e infantes.

-Programa “Padres Responsables” dedicado al entrenamiento e información de los propios padres para proveer un mejor cuidado de sus hijos.

Capacitación 

El CES siempre se preocupa por ofrecer servicios de calidad, sin embargo se enfrenta a grandes dificultades debido a la situación actual del país, tales como:

-          Graves problemas económicos

-          Falta de servicios de entrenamiento y formación

-          Bajos índices de educación entre la población Haitiana

-          Número limitado de profesionales en el tema de educación especial

Para enfrentar estas dificultades, CES ha elegido llevar a cabo programas de formación informal para asi difundir sus conocimientos a una amplia audiencia y teniendo siempre en cuenta el rigor científico. El equipo de profesionales en CES imparte programas de formación no solamente al personal de nuestra institución pero también a aquellos que están en contacto directo con niños que sufren de discapacidades mentales tanto en el sector público como en el privado.

-Se ha elegido ofrecer formación a aquellos que son reconocidos en su comunidad y ligados a organizaciones de base o instituciones bien establecidas en diferentes regiones.

-Se utiliza el criollo haitiano, idioma hablado por la mayoría población, para todo tipo de comunicación dentro de la organización al igual que para difundir material de CES. Cualquier material escrito como pruebas de rendimiento y guías pedagógicas son diseñadas o adaptadas y traducidas al criollo haitiano. El equipo de profesionales en CES se compromete a desarrollar el currículo de formación en criollo haitiano. 

-Se invita la participación de diversos sectores al nivel nacional para apoyar a sus programas

Estructura Organizacional

EL CES es dirigido por un Consejo de Administración el cual nombra a el (la) Director(a) General y a la (el) Responsable Administrativo(a) y Financiero. La gestión diaria se lleva a cabo por un Consejo de Dirección formado por la Directora General y personal del programa. Las oficinas principales en Puerto Príncipe tienen la responsabilidad de administrar todos los servicios suministrados a toda su clientela lo largo de los 10 departamentos del país. Los servicios especializados de la clínica requieren equipo y especialistas que obligan los beneficiarios a viajar a Puerto Príncipe. Por lo tanto, CES trata de desplazar a especialistas para que organicen sesiones en las provincias. El CES espera poder tener los recursos para sistematizar los desplazamientos a las provincias en lo que espera lograr una verdadera descentralización. Por el resto de sus programas CES ha creado en los últimos años tres oficinas regionales en l’Artibonite, en el Norte y el Sur del país. Cada una de estas oficinas tiene una estructura, personal y actividades propias a su misión.

Perspectivas

El Centro de Educación Especial  existe desde hace 36 años, el trabajo que ha realizado ha sido enorme pero todavía nos falta un largo camino por recorrer. Nuestra experiencia acumulada a lo largo de los años nos permite elaborar un programa sistemático y hemos logrado la creación de un material adecuado para nuestros beneficiarios. La reevaluación, la revisión, y el mejoramiento de nuestras técnicas de intervención nos han permitido utilizar herramientas más útiles y especializadas.

Los archivos acumulados a lo largo de los años contienen información sumamente importante que de la cual no podemos analizar de manera eficiente ya que todo ha sido hecho a mano. Uno de los siguientes pasos importantes a seguir es de sistematizar toda nuestra información de manera electrónica. Como la única organización Haitiana que trabaja con niños y jóvenes que sufren de deficiencias intelectuales, el CES cuenta con un banco de información sumamente amplio y que proviene directamente de primera mano desde el terreno hacia nuestras oficinas. Sin embargo, CES no se salvo de los efectos creados por el terremoto de enero del 2010, y por lo tanto, CES perdió la gran parte de sus archivos administrativos que contenían información sumamente preciada para el servicio de nuestros beneficiarios y a su vez nuestra institución perdió una gran parte de su memoria. Estos archivos que fueron creados a mano y papel eran sumamente vulnerables a situaciones como la que pasamos en enero del 2010. Por consecuente, hace un par de años era bastante fácil encontrar personal calificado para el servicio de nuestros niños. Actualmente por la situación que se vive en nuestro país y debido a nuestra política de mantener bajos salarios esto no nos permite mantener los especialistas que necesitamos.

 
Conclusión

Para seguir ofreciendo nuestros servicios de calidad y para consolidar el trabajo de nuestra administración el CES ha decidido emprender otras actividades:

La sistematización electrónica de archivos

La formación de nuestro personal

Hasta ahora en Haiti no existe ningún programa de formación universitaria en el sector de educación especial ni especialización para ayudar a gente con alguna deficiencia intelectual y lamentablemente, de las personas que se especializan en el extranjero muy pocas regresan. Por lo tanto es nuestro deber buscar recursos financieros para buscar a gente competente que se pueda entrenar y especializar para así poder llevar a cabo su trabajo de manera efectiva e independiente para lograr llenar el vacío creado por la falta de personal especializado.

La creación de un curso integral sobre la educación especial

El crear un curso que se dedique enteramente a la educación especial es de suma importancia para que el CES comparta su experiencia dentro de este campo de intervención. Este curriculum contara con la formación en técnicas de fisioterapia, ortodofonia y otras especialidades que nuestro campo requiere.

La venta de servicios a otras instituciones

Ya contando con un personal capacitado, el CES tendrá todos sus programas cubiertos y por lo tanto nuestro centro podrá vender sus servicios a otras instituciones, esta actividad ayudara a asegurar la supervivencia del CES.

 

El profesionalismo de nuestros talleres

Contando con una formación profesional y bien conocida en nuestra área, nuestros talleres se pueden transformar en una pequeña empresa para recaudar fondos.

 

La creación de un centro de documentación

Nosotros debemos crear un centro de documentación sobre la deficiencia intelectual, los problemas de desarrollo, la epilepsia y las enfermedades raras,  " enfermedades huérfanas” que provocan discapacidades. El CES debe transformarse en un verdadero centro de referencia en Haiti para la deficiencia intelectual y las anomalías del desarrollo.

Estos son nuestros proyectos en el futuro. Pero para poder lograrlos necesitamos encontrar los medios necesarios, no solamente para que nuestro centro sobreviva, sino para que adquiramos nuestra eficacia y aseguremos la cobertura de todas las necesidades de estos niños que tienen el derecho a una vida plena, normal y a una educación adaptada para sus necesidades. Actualmente el CES se enfrenta a grandes dificultades económicas. No ha recibido un financiamiento suficiente durante el ano 2011. Le recordamos que el CES es la única organización nacional especializada en el sector de la deficiencia intelectual y por lo tanto tenemos el deber de continuar nuestros servicios pero no lo podemos hacer solos. Hasta ahora las instituciones internacionales nos han ayudado mucho y esperamos que este apoyo continúe pero ha llegado el tiempo de que la comunidad haitiana y otras comunidades se asocien con nuestro trabajo. Por lo tanto hacemos un llamado tanto a las asociaciones Haitianas como las extranjeras, en particular aquellas asociaciones hermanas en América Latina. Nosotros esperamos contar con la solidaridad de nuestros amigos en el extranjero para poder continuar a ofrecer nuestros servicios a los niños con necesidades especiales. Desde ahora ¡mil gracias!